Con

#gestiona #ahorra #simplifica

Somos tugesto, un equipo de profesionales especializados en diferentes áreas: jurídica, laboral, fiscal, ingeniería informática y nuevas tecnologías. Estés donde estés y desde cualquier dispositivo… Para ti, tugesto

¿Sabes todo lo que te puedes deducir como autónomo en la Declaración de la Renta 2018?

Durante el periodo de la Declaración de la Renta hay que prestar especial atención a las deducciones fiscales, pues dependiendo de ellas nuestro resultado de la renta puede variar, reduciendo o incrementando el resultado que nos salga a devolver. Hoy te explicamos los gastos deducibles de tu actividad como autónomo.

¿Utilizas tu vehículo, tu teléfono móvil o tu vivienda para desarrollar tu actividad de trabajador autónomo? Si es este tu caso, podrás deducirte un porcentaje o la cantidad íntegra dependiendo del caso.

¿Qué son las deducciones?

En primer lugar, es necesario saber qué son exactamente las deducciones.

Las deducciones en la declaración de la renta son una de las fórmulas que tiene el Estado para incentivar determinadas actividades, premiar situaciones o ayudar a colectivos.

Para los contribuyentes su traducción inmediata es que pagarán menos impuestos a Hacienda.

¿Qué criterios determinan los gastos deducibles?

Hacienda fija 3 criterios para determinar los gastos que el trabajador autónomo puede deducirse.

El primero y el más importante de ellos es que necesariamente estos gastos tendrán que estar vinculados con la actividad económica que ejerza. Pero no bastará con este supuesto, pues los gastos deducibles deben justificarse con su correspondiente factura, además de la obligatoriedad de estar registrados contablemente en los libros de gastos e inversiones.

Gastos deducibles tras la reforma de la ley de autónomos

Vivienda y suministros domésticos

Desde la última reforma en la ley 6/2017 de Reformas urgentes del Trabajo Autónomo, los trabajadores autónomos que trabajen desde casa y se lo hayan notificado a Hacienda podrán acogerse al 30% de deducción de suministros de agua, gas, teléfono o internet. Para realizar esta deducción hay que reparar en los metros cuadrados de la vivienda, puesto que deberás indicar proporcionalmente los metros cuadrados de la vivienda que destinas para tu actividad profesional.

No obstante, si tienes un local específico en el que desarrollas tu actividad, podrás desgravarte todos los gastos asociados, como el agua, la luz o el teléfono.

Deducciones por manutención

Los gastos producidos en establecimientos de restauración y hostelería también se pueden deducir, siempre y cuando se paguen con tarjeta.

¿De cuánto dinero consta esta deducción? El importe máximo que se podrá deducir es de 26,67 euros diarios por comidas y de 53,34 euros diarios cuando se pernocte fuera de casa (serán 48 euros diarios para las comidas y 91,35 euros para dormir si es en el extranjero). También puedes deducir tus gastos del viaje como los billetes de avión, de tren o estancias en hoteles conservando sus respectivos recibos.

Otros gastos deducibles

Teléfono móvil

Hacienda te permite la deducción cuando tengas dos líneas de teléfono diferenciados, una para uso personal y otra para profesional, solo así puedes justificarla.

Vehículo particular y gastos asociados

Los gastos asociados a tu vehículo solo los podrás deducir íntegramente si eres transportista, repartidor, comercial o taxista.

Gastos de viajes

También puedes desgravarte los gastos de viajes en transportes públicos como el avión, el tren o incluso el taxi.

Sueldos y salarios

Si tienes trabajadores contratados puedes deducirte su sueldo, las pagas extraordinarias, los viajes, premios o indemnizaciones.

IVA soportado

Solo es deducible cuando no sea desgravable a través de la declaración de la IVA.

Te contamos todo sobre la deducción del IVA de los gastos por servicios de desplazamiento, viajes, hostelería y restauración en este artículo.

Consumos de explotación

Entendemos por consumos de explotación los materiales como el material de oficina, la publicidad o el software que necesitas para desarrollar tu actividad. Asimismo, también es deducible la compra de materias primas y de stocks que vaya destinada a la realización de tu actividad profesional.

Tributos

Hay tributos que fiscalmente se pueden deducir, como el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) o los Tributos y recargos no estatales y tasas, recargos y contribuciones estatales.

Si quieres conocer más información sobre el IAE te interesará el siguiente artículo.

Servicios de terceros

Puedes deducirte los gastos destinados a asesorías, gestorías, notarios, etc.

Amortizaciones

A través de las amortizaciones puedes deducirte el gasto de la compra de elementos de inmovilizado (los elementos que utilizas de forma continuada para realizar tu actividad y que no están destinados a la venta como los ordenadores o maquinaria específica de cada sector).

Para los autónomos que tributen en el régimen de estimación directa tendrán que deducir el inmovilizado tendrán que seguir las normas del Impuesto sobre Sociedades.

Al hilo de las amortizaciones de tu inmovilizado, ya explicamos hace un tiempo cómo amortizar un inmovilizado en tu balance.

En tugesto hemos elaborado un sofisticado programa de gestión en la nube que permite a los trabajadores autónomos llevar el control de su negocio. Nuestro escritorio incluye la contabilidad, la facturación, la conciliación bancaria, la presentación de modelos fiscales, la reclamación de impagos y las consultas legales a nuestros abogados entre otras cosas. ¿A qué esperas para pasarte a la gestión inteligente?

tugesto • 24 abril, 2019


Post Anterior

Siguiente Post

Deja un comentario

Tu Email no será visible / Los campos requeridos están marcados con *