Con

#gestiona #ahorra #simplifica

Somos tugesto, un equipo de profesionales especializados en diferentes áreas: jurídica, laboral, fiscal, ingeniería informática y nuevas tecnologías. Estés donde estés y desde cualquier dispositivo… Para ti, tugesto

como hacer cierre contable

Cierre contable 2018 y legalización de libros

Tras sobrevivir a la fecha límite de presentación de los modelos fiscales del cuarto trimestre (31 de enero de 2018). Después de salir con vida de la presentación de resúmenes anuales que vencía en la misma fecha. Y por lo tanto, una vez sobrevenido el temido cierre fiscal, autónomxs y empresarixs aún tienen que enfrentarse al cierre contable (30 de abril de 2018). En tugesto, sabemos que no todo el mundo cuenta con la tranquilidad de los gestioners, por eso te explicamos todo lo que tienes que tener en cuenta para salir victoriosx de este último tramo administrativo. No te líes nunca más con el cierre contable.

En tugesto somos un despacho de asesores y abogados online únicos en nuestra especie. Y es que además de ofrecer todos los servicios que un autónomx o pyme necesita (todos sí, todos: laboral, contable, fiscal, impagos, consultas legales, facturación, integración con e-commerce), lo hacemos a través de un software de gestión integral en la nube desarrollado por nuestro propio departamento de informática. Una plataforma programada a medida de tus necesidades. Pruébala ahora gratis y siéntete gestioner.

  • Además… Suscríbete en nuestro blog y recibirás en tu correo el Calendario Fiscal 2018 definitivo en PDF. Las fechas e impuestos más importantes para que este año no se te pase ni una.

Paso 1. Comprobar la contabilidad

Realizar el pavoroso cierre contable requiere comprobar los siguientes puntos de tu contabilidad:

  • Ingresos y gastos introducidos.
  • Los pagos y cobros contabilizados. Hay que entender, antes de avanzar, la diferencia entre ingresos y gastos / pagos y cobros. Un ingreso y un gasto son, por ejemplo, una factura emitida o recibida. Forman parte de la Cuenta de Pérdidas y Ganancias. Por otro lado, un pago y un cobro se contabilizan cuando el cliente nos realiza el pago de la factura emitida, o en la fecha en la que realizamos el pago de una factura a un proveedor. Con los pagos y cobros se crea el Balance de Situación, que afecta a la Tesorería. La Tesorería es el efectivo en caja y el saldo en cuentas bancarias.
  • Nóminas. Entran dentro de nómina los conceptos de “sueldos y salarios”, así como “indemnizaciones”.
  • Seguros Sociales. Matizamos aquí que no se contabiliza por igual el importe de una nómina a unx asalariadx, que los Seguros Sociales (pagos a la Seguridad Social por dichx empleadx). También se integran en Seguros Sociales otros gastos como, por ejemplo, de formación para lxs trabajadorxs.
  • Comprobación de los pasivos o activos fiscales. Esto es, la comprobación de que la deuda que refleje la contabilidad sea la misma que se debe a la Administración Pública (Hacienda).
  • Conciliación bancaria. Hay que comparar los apuntes contables sobre una cuenta bancaria con la situación real de la misma.
  • Comprobación de los activos clasificados como inmovilizados. Los activos inmovilizados son los bienes de la empresa destinados a la actividad. Por ejemplo: terrenos, vehículos, mobiliario, maquinaria, instalaciones técnicas, etc.
  • Reclasificación de pasivos. Se trata de un traspaso a corto plazo de las deudas que tenemos. Por ejemplo, ante un préstamo, hay que separar anualmente la deuda (lo que se paga de amortización) a corto plazo (la deuda de un año), de lo que se pagará otros años (deuda a largo plazo). Cada año se ha de actualizar.
  • Regularización de existencias. A final de año las empresas deben realizar un inventariado de existencias. En la regularización, se deja claro el valor de todas ellas.

como se hacer cierre contable

Paso 2. Impuesto sobre Sociedades

Antes de dar por terminada nuestra hazaña hay que calcular el Impuesto sobre Sociedades. Conoce aquí los tipos de Impuestos sobre Sociedades. Una vez calculado dicho gravamen, lo contabilizamos.

Ahora sí, ya puedes dar por finalizado el ejercicio contable 2017. Pero antes tu asesor creará el asiento de regularización de gastos e ingresos (Pérdidas y Ganancias). Y también el siguiente asiento cierre, además de abrir el nuevo ejercicio 2018.

Legalización de libros tras el cierre contable

Ya casi hemos terminado el cierre contable de 2017. ¿Ahora qué? Sólo resta legalizar tus libros contables ante el Registro Mercantil de tu Comunidad Autónoma. Recuerda que debes legalizar tus libros en el Registro Mercantil de la autonomía donde se encuentre el domicilio social de tu empresa. Estas a un paso de terminar, pero recuerda que la fecha límite vence el 30 de abril de 2018. Ponte las pilas para que no te pille el toro.

Desde septiembre de 2013, la forma correcta de presentar (legalizar) los libros es de forma telemática. Los formatos que soportan los diferentes Registros Mercantiles son: pdf., .xlsx, .odt, .rtf, .doc y alguno más de forma excepcional.

Una vez tenemos claro el formato, los libros que hay que legalizar (presentar) son:

  1. Libro diario. Este es el libro de registro diario de la contabilidad.
  2. Libro de Actas. Toda sociedad debe realizar al menos una Acta al año (la Junta General Ordinaria, en la que se aprueban los resultados del ejercicio anterior). Se trata del libro donde se registran las Actas de las reuniones de la sociedad. Estas deben registrar la fecha de la reunión, el orden del día, el resumen de lo hablado, acuerdos pactados, resultado de votaciones…
  3. Registro de Socios. Será obligatorio en el supuesto de que se hayan vendido o comprado participaciones en la sociedad.
  4. Contratos del Socio Único si hablamos de sociedades unipersonales.
  5. Cuentas Anuales. El libro debe contener: Balance de Situación, Cuenta de Pérdidas y Ganancias, Estado de Cambios en el Patrimonio Neto, Estado de flujos de efectivo y Memoria.

Además de estos libros, empresarixs y autónomxs son libres de presentar cualquier otro libro que deseen.

¿Por qué hay que legalizar los libros?

Es una forma que tiene la Administración Pública de “precintar” la información económica de nuestra sociedad. De esta forma, se aseguran de que las cuentas no se manipularán en un futuro.

Con esto damos por terminado el cierre contable de 2017. Ahora toca realizar lo más minuciosamente posible la contabilidad del presente ejercicio, día a día, y agilizar así el próximo cierre contable del que tendrás que preocuparte los meses de febrero-abril de 2019. ¡Buena suerte!

contabilidad-fiscal-tugesto

año fiscalcierre contablelibros contables

tugesto • 16 febrero, 2018


Post Anterior

Siguiente Post

Deja un comentario

Tu Email no será visible / Los campos requeridos están marcados con *