Contacta
Con

#gestiona #ahorra #simplifica

Somos tugesto, un equipo de profesionales especializados en diferentes áreas: jurídica, laboral, fiscal, ingeniería informática y nuevas tecnologías. Estés donde estés y desde cualquier dispositivo… Para ti, tugesto

Dron sobrevolando la cuidad

Los drones y la privacidad

Los drones son el futuro y, aunque ya existen desde hace tiempo aeronaves por control remoto, la realidad es que la diferencia está en los distintos usos que se les da a unos y otros. No es lo mismo los que practican el aeromodelismo como deporte que los drones, que son vehículos no tripulados, y que plantean serios riesgos que atentan contra la privacidad de la sociedad. La finalidad de un dron puede chocar con los intereses que defiende la Ley Orgánica de Protección de Datos. El actual crecimiento que están teniendo estos dispositivos en su comercialización ha encendido todas las alarmas y ha puesto en preaviso a la Unión Europea, la cual,  ha creado un  Dictamen que alerta de los riesgos y obligaciones que está nueva herramienta va a poner sobre la mesa  con el fin de realizar una nueva normativa que proteja la privacidad personal. Si te interesan los avances que se llevan a cabo en la Unión Europea en materia de LOPD puedes leer también la Ley de Protección de Datos de la UE.

Lo cierto, es que es un tema que preocupa y desde la Unión Europea ya están estudiando las consecuencias de que se extienda su uso en el día a día.

En el Dictamen se recogen las siguientes obligaciones:

  1. Verificar si es necesaria una autorización específica de las autoridades de aviación civil.
  2. Encontrar el criterio más adecuado para que el tratamiento de la información sea legítimo.
  3. Cumplir con los principios de transparencia, es decir, es muy difícil divisar los drones desde el suelo o saber si ese dispositivo concreto tiene el equipo necesario para procesar los datos, con qué propósito se están recogiendo los datos y por quién. De esa manera, se deberá dar máxima importancia a la identificación del responsable en cada operación.
  4. Minimización en la captura de datos.
  5. Limitación del propósito para el cuál se procesan, entre otras.
  6. Si el procesamiento de datos se hace a través de servicios gubernamentales debe llevarse a cabo dentro de los fines establecidos en la legislación y no deben ser utilizados para la vigilancia indiscriminada, el tratamiento masivo de datos, o la puesta en común de datos y perfiles.

Entre las recomendaciones encontramos que la Unión Europea alerta a legisladores y reguladores del sector aéreo del papel tan importante que deben desempeñar a la hora de promover un marco que garantice la seguridad del vuelo y el respeto por todos los derechos fundamentales.

En cuanto a los fabricantes proponen que adopten medidas de privacidad desde el diseño y por defecto hasta la realización de evaluaciones de impacto en la protección de datos. Por ejemplo, se propone que para la venta de dispositivos de pequeñas dimensiones se informe sobre el potencial intrusivo del aparato así como la inclusión de mapas que identifiquen donde está permitido su uso.

Los operadores de los drones también deberán evitar volar sobre zonas privadas y edificios, incluso cuando esté permitido su uso.

Respecto a las autoridades de orden público que usen estas aeronaves en sus funciones de vigilancia y control no se debe permitir el rastreo constante y, en caso de que este fuera necesario, debe quedar restringido al marco de las investigaciones encaminadas a garantizar el cumplimiento de las normas legales.

Asimismo, la versatilidad de estos aparatos y la posibilidad de interconectarse entre sí facilita la posibilidad de establecer “miradores únicos” que permiten recoger con facilidad una amplia variedad de información por largos períodos de tiempo y abarcando grandes áreas.

Cabe señalar que el Dictamen que ha creado el Grupo de Trabajo del Artículo 29, del que forma parte la AEPD, ha descartado incluir en el Dictamen el uso de drones en un entorno estrictamente personal y doméstico, teniendo en cuenta que no afecte a espacios públicos y de manera constante.

Como se puede apreciar, el Dictamen ofrece soluciones a un grave problema que podría alterar la privacidad personal, pero no hay que olvidar que un dictamen es una opinión o juicio técnico y que en los próximos meses se aprobará definitivamente la nueva normativa de los Estados Miembro que afectará a los drones, pero también a las empresas y autónomos. No te arriesgues y cumple con la LOPD. Conoce todas las ventajas de adaptarte a la LOPD con la solución INPD. 

dronesLOPDprotección de datosUnión Europea

tugesto • 2 octubre, 2015


Post Anterior

Siguiente Post

Deja un comentario

Tu Email no será visible / Los campos requeridos están marcados con *