Con

#gestiona #ahorra #simplifica

Somos tugesto, un equipo de profesionales especializados en diferentes áreas: jurídica, laboral, fiscal, ingeniería informática y nuevas tecnologías. Estés donde estés y desde cualquier dispositivo… Para ti, tugesto

Te explicamos cómo registrar una patente, qué objetos se pueden patentar y cuáles no y el procedimiento de registro.

¿Cómo registro mi patente?

En el post de hoy te enseñaremos a registrar una patente. Las patentes son elementos muy importantes para el desarrollo industrial de los países. Solamente el año pasado se registraron un total de 2.286 patentes en España, según datos de la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM). Si has decidido patentar una invención y tienes dudas sobre si tu objeto se puede patentar o sobre el procedimiento, te lo explicamos todo.

Si también quieres conocer esta información relativa a las marcas, en el post anterior, te explicamos cómo registrar una marca. ¡Consúltalo!

¿Qué es una patente?

Tal y como explica la OEPM, una patente es un título que reconoce el derecho de explotar en exclusiva la invención patentada, impidiendo a otros su fabricación, venta o utilización sin consentimiento del titular.

El derecho otorgado por una patente no es tanto el de la fabricación, el ofrecimiento en el mercado y la utilización del objeto de la patente, sino, sobre todo y singularmente, «el derecho de excluir a otros» de la fabricación, utilización o introducción del producto o procedimiento patentado en el comercio.

La patente puede referirse a un procedimiento nuevo, un aparato nuevo, un producto nuevo o un perfeccionamiento o mejora de los mismos.

La protección de invenciones contempla dos categorías de títulos de propiedad industrial: las patentes de invención y los modelos de utilidad.

Modelos de Utilidad

Según la OEPM, a diferencia de la patente, el Modelo de Utilidad protege invenciones con menor rango inventivo consistentes. Por ejemplo, en dar a un objeto una configuración o estructura de la que se derive alguna utilidad o ventaja práctica.

El dispositivo, instrumento o herramienta protegible por el Modelo de Utilidad se caracteriza por su «utilidad» y «practicidad» y no por su «estética» como ocurre en el diseño industrial, señala el organismo.

El Modelo de Utilidad dura diez años desde la presentación de la solicitud. Es obligatorio el pago de tasas anuales para mantener el derecho, que rondan sobre los 153 euros.

 ¿Qué se puede patentar?

La ley 11/1986 de Patentes especifica en su artículo 4 que se pueden patentar las invenciones nuevas, que impliquen actividad inventiva y sean susceptibles de aplicación industrial, aun cuando contengan por objeto materia biológica.

 ¿Qué no se puede patentar?

No se consideran invenciones ni se pueden patentar:

-Descubrimientos, teorías científicas y métodos matemáticos

-Obras literarias, artísticas o cualquier otra creación estética, así como las obras científicas

-Planes, reglas y métodos para el ejercicio de actividades intelectuales, para juegos o actividades económica-comerciales y programas de ordenadores

-Formas de presentar informaciones

-Métodos de tratamiento quirúrgico o terapéutico del cuerpo humano o animal

-Métodos de diagnóstico aplicados al cuerpo humano o animal.

-Variedades de vegetales y razas animales

¿Cómo registro una patente?

Para registrar tu patente deberás formalizar una solicitud ante la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM).

Esta solicitud contendrá:

-Una instancia dirigida al Director del Registro de la Propiedad Industrial

-Una descripción del invento

-Una o dos reivindicaciones (las reivindicaciones definen el objeto por el que se solicita la protección, por lo que deben de ser claras y concisas).

-Los dibujos a los que se refieran la descripción

-Un resumen de la invención

Un aspecto que debes tener en cuenta es la designación del inventor que debe contener la patente. En el caso de que solicites la patente y no seas el inventor, la designación deberá ir acompañada de una declaración en la que contarás cómo has adquirido el derecho a la patente.

Una vez presentada la solicitud, se procederá al pago de las tasas, que normalmente comprenden unos 600 euros.

Ya he presentado la solicitud, ¿ahora qué?

 En un plazo de ocho días desde la presentación de la solicitud, el Registro de la Propiedad Industrial examinará si esta cumple con los requisitos formales establecidos por la ley reguladora.

Si la solicitud presenta defectos de forma, se declara la suspensión del expediente y se establecerá un periodo de subsanación de errores.

Si es aprobada, el Registro de la Propiedad Industrial te pedirá el informe sobre el estado de la técnica. Este informe es imprescindible para continuar con el proceso. Debe mencionar los elementos del estado de la técnica que puedan ser tomados para apreciar la novedad y la actividad inventiva de la invención objeto de la solicitud.

Una vez elaborado el informe sobre el estado de la técnica, el Registro de la Propiedad Intelectual le dará traslado y publicará un folleto con dicho informe, haciendo el correspondiente anuncio en el “Boletín Oficial de la Propiedad Industrial”.

Patentes en el ámbito laboral

Cuando la invención la realiza un trabajador durante su contrato laboral, los derechos de la patente pertenecen a la empresa. Esta se debe a que es fruto de una actividad de investigación del objeto de su contrato.

En principio, el trabajador no tiene derecho a una remuneración por su realización. Pero si la aportación personal excede del contenido de contrato de trabajo, el trabajador sí puede tener derechos sobre la invención.

No obstante, cuando el empresario asume la titularidad de una invención, el trabajador tendrá derecho a una compensación económica.

¿Cuándo caduca una patente?

Las patentes pueden caducar por diversos motivos. Lo más común es que caduque porque se expire el plazo de concesión. Sin embargo, también podrá deberse por la renuncia del titular, por la falta de pago de las tasas anuales o por la carencia de explotación en los dos años siguientes a la concesión de su primera licencia.

Si tu patente ha caducado por la falta de pago de una anualidad, podrás recuperarla cuando justifiques la falta de pago.

Cuando finalice el plazo de protección de la invención, la patente pasará a ser de dominio público.

La duración de la patente es de veinte años a contar desde la fecha de presentación de la solicitud. Para mantenerla en vigor es preciso pagar tasas anuales a partir de su concesión.

En tugesto te ayudamos con el asesoramiento y la tramitación para crear y gestionar tu negocio. Llámanos al 902105962 o escríbenos a info@tugesto.com.

Debido al gran volumen de consultas que recibimos en el blog, no podemos garantizar la respuesta a todas en el menor tiempo posible. Nuestro equipo de expertos irán gestionándolas en la medida de lo posible. Disculpen las molestias.

Tarifa plana de contabilidad y fiscal

 

OEPMpatente

tugesto • 15 octubre, 2018


Post Anterior

Siguiente Post

Deja un comentario

Tu Email no será visible / Los campos requeridos están marcados con *