Con

📚 Blog especializado para autónomos y pymes. Encuentra semanalmente nuevos posts, recursos y guías. La ayuda que necesitas para tu negocio.

Somos tugesto, un equipo de profesionales especializados en diferentes áreas: jurídica, laboral, fiscal, ingeniería informática y nuevas tecnologías. Estés donde estés y desde cualquier dispositivo… Para ti, tugesto

¿Sufres impagos? Te enseñamos las opciones existentes para recuperar una deuda.

¿Cómo recuperar una deuda?

Probablemente, uno de los mayores miedos de cualquier pyme o autónomo es afrontar un impago por la dificultad de recuperación de una deuda. A pesar de que la Ley de Morosidad redujera los plazos de pago a proveedores a 60 días, la realidad es que el 3’67% de pequeñas empresas sufre impagos, según refleja un informe elaborado por Euler Hermes Rating. Una cifra que puede parecer ínfima, pero si la ponemos en contexto son casi unas 100.000 empresas que siguen lidiando con un problema que destruye la liquidez y la empleabilidad del sector empresarial.

Las empresas españolas no se protegen ante posibles impagos

Es más curioso todavía que, a pesar de estos datos, más de la mitad de las empresas españolas no tomen medidas de prevención para protegerse contra los impagos, según indica el Informe Europeo de Pagos. Muchas veces, una recuperación exitosa de una deuda viene marcada por un proceso de reclamación ágil y rápido. Por eso, hoy en tugesto te enseñamos las opciones existentes para recuperar una deuda.

Vías para recuperar una deuda

Para la reclamación de una deuda existen principalmente dos vías: la vía prejudicial o extrajudicial donde contactamos con el deudor advirtiéndole con el fin de llegar a un acuerdo para liquidar la deuda y la fase judicial, que consiste en presentar una demanda en los tribunales ante el impago del deudor.

Fase prejudicial

Aunque la vía prejudicial es optativa, es muy importante. Con una buena comunicación puedes zanjar el impago y no necesitar pasar a la fase judicial. En esta fase es donde el acreedor se pone en contacto con el deudor para requerirle el pago de la deuda. No obstante, nosotros recomendamos establecer el contacto siempre mediante un abogado. El aviso será efectuado de una manera más profesional por lo que tendrá mayor índice de efectividad. Además, si el moroso ve que estás respaldado por un equipo jurídico, tenderá a desembolsar la cantidad de la deuda con mayor premura por el temor ante posibles represalias legales.

Avísale impagos

Para evitar que la deuda se produzca, siempre recomendamos llevar un control de los ingresos y de los gastos y realizar un seguimiento de todas tus transacciones diarias. Para ello, en tugesto disponemos de un servicio de protección de impagos completamente gratuito. Con nuestro servicio ‘Avísale impagos’ avisamos y recordamos a tus clientes el vencimiento de sus facturas por vía mail o fax. Estas comunicaciones, en tono amistoso y profesional, le recuerdan al cliente los datos de las facturas, el vencimiento y la forma de pago.

Fase judicial

Si la fase prejudicial no ha dado sus frutos, el siguiente paso es la fase judicial. A través de esta vía, interpones una demanda ante el juzgado para recuperar la deuda.

¿Qué necesito para iniciar un proceso judicial?

La única documentación indispensable para tramitar el proceso judicial es la factura que se te debe. Aún así, para que la demanda sea más eficaz, es recomendable contar con otros documentos tales como presupuestos, pagarés y cheques, contratos, telegramas, burofaxes, cartas, libro mayor, gastos de devolución bancarios, etc.

Es habitual que las pymes y autónomos que sufren impagos no quieran llevarlo a los tribunales por los altos costes que puede suponer el proceso judicial. Por eso, a través de nuestra herramienta de reclamación de impagos puedes acceder a planes personalizados y adaptados a las necesidades de cada cliente. El cliente puede reclamar cualquier importe, por pequeño que sea.

¿Cómo se interpone la demanda ante el juzgado?

En este punto, tu abogado redacta la demanda, que le es remitida al deudor por correo electrónico. Lo que debes hacer es firmar la demanda y remitirla por correo administrativo a la dirección del Juzgado que tramitará el asunto.

¿Qué ocurre una vez ya se ha remitido la demanda al juzgado?

Una vez presentada la demanda, iniciamos un proceso de espera hasta que el Juez admita la demanda a trámite. Dado que cada partido judicial tiene su propio funcionamiento, dependiendo del criterio del Juzgado, nos encontramos que tras la presentación de una demanda pueden darse varias posibilidades que no pueden predecirse de antemano.

Si quieres saber más sobre la reclamación judicial, te recomendamos que leas el siguiente artículo sobre el proceso monitorio, una posibilidad de acudir a los juzgados sin que esto suponga un gran desembolso de dinero.

Servicio impagos tugesto

En tugesto intentamos aportar nuestro granito de arena para solucionar los problemas de liquidez de los negocios españoles provocados por las deudas. Hace más de 25 años decidimos crear una novedosa herramienta online para recuperar deudas, a través de la cual el cliente pudiera adquirir una autonomía propia como controlar en tiempo real la evolución de su proceso de reclamación, pero estando respaldado por un equipo de abogados expertos que le asesorarán en todo momento sobre su caso.

Por eso, ideamos una herramienta de gestión inteligente mediante la que se facilitan enormemente procesos que habitualmente requieren de tiempo. Directcobro te permite crear expedientes y cambia el estado de tus reclamaciones con un solo clic.

Si quieres saber más acerca de cómo ayudamos a las pymes y autónomos para solventar sus deudas, en este artículo nos podrás conocer un poquito más.

acuerdo impagosdeuda impagadadeudasimpagosimpagos autonomosprevención impagosreclamación deudasreclamación impagosreclamar deudareclamar impagos

tugesto • 11 septiembre, 2019


Post Anterior

Siguiente Post

Deja un comentario

Tu Email no será visible / Los campos requeridos están marcados con *