Con

📚 Blog especializado para autónomos y pymes. Encuentra semanalmente nuevos posts, recursos y guías. La ayuda que necesitas para tu negocio.

Somos tugesto, un equipo de profesionales especializados en diferentes áreas: jurídica, laboral, fiscal, ingeniería informática y nuevas tecnologías. Estés donde estés y desde cualquier dispositivo… Para ti, tugesto

Si eres transportista y estás sufriendo impagos, en tugesto te explicamos cómo reclamar tus facturas impagadas.

¿Cómo reclamar facturas impagadas en el sector transporte?

Los impagos siguen siendo a día de hoy uno de los principales motivos por los que las empresas terminan su actividad. Conocíamos que en el año 2017 en la última década más de 500.000 autónomos tuvieron que cerrar sus negocios por culpa de la morosidad. A pesar de que la Ley de Morosidad establece como plazo máximo de pago 30 días posteriores, es algo que en la práctica pocas empresas cumplen.

Aunque es algo que por desgracia se produce en todo tipo de sectores, el sector transporte es uno de los más susceptibles de sufrir impagos. En el transporte de una mercancía forman parte varios agentes: el transportista, el cargador y la persona que recoge la carga, por lo que, a la hora de producirse un impago, algunas veces el transportista no sabe hacia qué actor de la relación contractual dirigirse ni qué medios tiene a su alcance.

Pero no te preocupes, hoy arrojaremos luz sobre esta cuestión. Si eres transportista y estás sufriendo impagos, en tugesto te explicamos cómo reclamar tus facturas impagadas.

Reclamación de la factura impagada

Para iniciar una reclamación de una factura impagada, en primer lugar, debes saber que, como norma general, el plazo para reclamarla es de 15 meses desde que se realizó el transporte. Así pues, es importante el gestionar los impagos con celeridad, pues de lo contrario se puede perder el derecho a reclamar la deuda. Si tus impagos tienen una antigüedad superior, nuestros abogados podrán ayudarte a valorar la viabilidad y decidir en consecuencia.

Asimismo, es importante poseer la documentación que acredite el viaje y las condiciones en que se efectuó y si es necesario, contar también con la factura impagada. Lo más práctico es conservar la factura con el importe que se ha quedado a deber y la orden de carga, CMR o albarán, cruces de correos en que se puedan pactar condiciones no recogidas en los documentos anteriores, etc. Si no conservas la documentación, en este caso también podrá ser evaluada por nuestro departamento jurídico la viabilidad de la reclamación. Poseer la documentación da muchas garantías de éxito, pero debes saber que por no poseerla no necesariamente está todo perdido.

Llegado el momento en que decidimos poner en marcha la gestión del impago, podemos optar por una fase prejudicial en la que estableceremos contacto con el deudor para requerirle el pago. En este punto, se le envía al deudor un burofax o un correo para advertirle de forma amistosa de que si no se realiza el pago de la deuda en el plazo acordado se tomarán medidas judiciales. Estas gestiones son previas a la interposición a una demanda, y generalmente son recomendables, pero también se puede prescindir de ellas si se sabe que el deudor no va a responder o pagar. En ese caso, es mejor no perder tiempo (ya sabemos que los plazos de prescripción son breves) y acudir directamente a la vía judicial.

Proceso monitorio

Una vez finalizada la fase prejudicial, o en caso de haber optado por no hacer uso de la misma, puedes pasar a la fase judicial.

En el sistema jurídico español existen varios procedimientos destinados a reclamar cantidades de dinero, pero cuando se trata de facturas impagadas, el procedimiento más adecuado, rápido y efectivo es el conocido como “procedimiento monitorio”.

En este momento es necesario redactar una demanda acorde a las circunstancias de tu deuda, y si bien no es obligatorio que gestione el procedimiento un abogado lo cierto es que es muy recomendable, dado que para personas que no tienen conocimientos jurídicos es fácil perderse en este tipo de trámites.

Si quieres saber más sobre el proceso monitorio, en este artículo te lo explicamos detalladamente.

Servicio especializado en impagos del transporte: Transcobro

Precisamente por el alto índice de impagos en el sector transporte, decidimos crear Transcobro, nuestra solución online para el recobro de tus impagos. Sabemos que el sector transporte tiene sus particularidades, por eso nuestra amplia experiencia nos permite conocer a la perfección el sector y sus necesidades y el sistema legal vigente en el que se enmarca, la Ley de Ordenación del Transporte Terrestre (L.O.T.T.) o el Convenio relativo a la normativa internacional reguladora del transporte internacional por carretera (CMR). Nos avala nuestro elevado porcentaje de éxito en el que el pago del deudor supera el 75% en los procedimientos judiciales que gestionamos.

¿En qué se diferencia transcobro del resto de herramientas de impagos convencionales?

Además de la microespecialización en la reclamación de facturas impagadas del sector transporte, el factor diferencial radica en que cuando contratas Transcobro estás contratando el acceso a una plataforma desde la que puedes controlar la gestión de tus facturas impagadas de una manera muy sencilla e intuitiva.

Alta y seguimiento de expedientes

Crear un expediente para reclamar tus facturas impagadas es tan fácil como darle a un clic. Con solo un clic podrás crear desde un expediente nacional, europeo o reclamar IVA. Además, desde nuestra plataforma podrás realizar el seguimiento de todas las operaciones en curso.

Si quieres conocer más acerca de nuestro servicio de impagos, este artículo te interesa.

impagosimpagos transporte

tugesto • 20 septiembre, 2019


Post Anterior

Siguiente Post

Deja un comentario

Tu Email no será visible / Los campos requeridos están marcados con *