· #gestiona #ahorra #simplifica · Somos tugesto, un equipo de profesionales especializados en diferentes áreas: jurídica, laboral, fiscal, ingeniería informática y nuevas tecnologías. Estés donde estés y desde cualquier dispositivo… Para ti, tugesto.

Tipo de sociedad: ¿Cuál escojo para constituir mi empresa?

Seguramente te habrás preguntado alguna vez qué formas hay para constituir una empresa y cuál es la más adecuada para tu idea de negocio.

Desde ser autónomo hasta constituir una Sociedad Limitada, una Sociedad Anónima o una Comunidad de Bienes. Elegir la forma jurídica más apropiada según la responsabilidad (limitada o ilimitada), el capital y número de socios determinará las obligaciones fiscales que tendrás que cumplir.

Dicho de otra manera, las formas de constitución atienden al carácter unipersonal (autónomo, S.L, S.A) o colectivo (Comunidad de Bienes y Sociedades Mercantiles).

Asimismo tal y como informa el ICEX, según las estadísticas del Registro Mercantil Central, aproximadamente el 98% de las sociedades españolas son de responsabilidad limitada, mientras que el 2% restante son Sociedades Anónimas.

El resto de modalidades societarias son menos frecuentes.

A continuación, veamos las diferencias entre algunas de las opciones más utilizadas:

Autónomo

Según el Estatuto de los Trabajadores Autónomos de 2007 se considera como tal “…a las personas físicas que realicen de forma habitual, personal, directa, por cuenta propia y fuera del ámbito de dirección y organización de otra persona, una actividad económica o profesional a título lucrativo, den o no ocupación a trabajadores por cuenta ajena”.

Los autónomos pueden desempeñar su actividad de forma individual, es decir, de forma independiente. También pueden tener a su cargo a trabajadores y dirigir una organización productiva, o bien, realizar su actividad para un número reducido de clientes y que al menos el 75% de sus ingresos provenga de uno de ellos exclusivamente.

Cuando el trabajador por cuenta propia (autónomo) constituye una sociedad mercantil (S.L, S.L.L o S.A) se convierte en autónomo societario.

Sociedad Limitada (S.L.)

La sociedad de responsabilidad limitada es la más habitual en España. Como indica su nombre, limita la responsabilidad del socio al capital aportado. El capital, que se divide en participaciones sociales, es una modalidad más apropiada para pequeñas y medianas empresas.

Sociedad Anónima (S.A.)

Este tipo de sociedades es más apropiado para grandes empresas con gran volumen de negocio y con necesidad de un capital elevado.

Comunidad de Bienes (CB)

Se forma una Comunidad de Bienes cuando dos o más autónomos se unen o asocian para ejecutar un proyecto. Los emprendedores seguirán siendo autónomos y, además, serán socios de la CB.

A pesar de que hemos profundizado en los cuatro ejemplos más habituales que se utilizan para constituir una empresa, existen otros muchos tipos de sociedades que se pueden establecer como son: Sociedad Laboral, Sociedad Civil, Sociedad Profesional…, etc.

En tugesto apostamos por la creación de nuevas empresas y el desarrollo de las ideas empresariales. Si todavía no tienes claro que sociedad constituir no dudes en contactar con nuestro equipo de profesionales, ellos resolverán tus dudas. Somos punto PAE. Infórmate en tugesto.com

autónomocbempresasaSLtipo de sociedad

tugesto • 16 agosto, 2017


Previous Post

Next Post

Deja un comentario

Your email address will not be published / Required fields are marked *