Con

#gestiona #ahorra #simplifica

Somos tugesto, un equipo de profesionales especializados en diferentes áreas: jurídica, laboral, fiscal, ingeniería informática y nuevas tecnologías. Estés donde estés y desde cualquier dispositivo… Para ti, tugesto

reforma pensiones

¿Qué ha pasado y qué va a pasar con las pensiones?

Si entender la reforma de las pensiones te cuesta, has venido al sitio ideal. Desde tugesto te lo vamos a explicar de forma muy fácil.

Con una vasta experiencia como asesoría y despacho de abogados, en tugesto encontrarás la asesoría en la nube más completa (descubre aquí nuestra amplia gama de servicios) con un software de gestión propio.

El antes y el después de las reformas de las pensiones

Para entender cómo han cambiado hoy las cosas hay que conocer el pasado. Con anterioridad a 2013 –la reforma que se está aplicando hoy—existieron otras reformas como la de 1997 y 2011. Los cambios más significativos entre ellas son los siguientes.

En 2011 –durante el Gobierno socialista de Zapatero— se elevó la edad de jubilación. De los 65 a los 67 años. Este cambio se va materializando de forma de progresiva. A partir de 2013 y hasta el 2027. Así, un trabajador que se jubile en 2027 lo hará con 67 años. Uno que lo hiciera en 2015 necesitó cumplir 65 años y tres meses. La norma incluye excepciones, para quienes tengan oficios “penosos y peligrosos”, por ejemplo. También contempla que quien haya cotizado 38,5 años a los 65 se puede jubilar con el 100% de la pensión.

Con la reforma de 2013 –estando en el Gobierno los populares con Mariano Rajoy al frente—, se añadieron más cambios. Por ejemplo, la cuantía de la pensión se deja de calcular tomando los últimos 15 años cotizados, alargándolo hasta 25. De forma progresiva, esta medida ya está en marcha. Para quien se jubiló en 2013 contaron los últimos 16 años. Quienes lo hagan en 2018 sumarán 21. Así hasta llegar a 2022 y siguientes cuando cuenten los 25.

La revalorización de las cuantías

Llegamos al kit de la cuestión. El cambio más significativo de la reforma de 2013 fue la aprobación de la Ley reguladora del Factor de Sostenibilidad y el Índice de Revalorización del Sistema de Pensiones de la Seguridad Social. Dicha Ley entra en vigor en 2019. Con ella, se aplica una fórmula matemática para actualizar anualmente las cuantías dependiendo del coste de vida.  En esta fórmula juegan: el importe de ingresos y los gastos a la Seguridad Social; así como la tasa de variación anual del número de pensiones contributivas. Hasta ahora, la cuantía de la pensión se revalorizaba según el IPC (Índice de Precios al Consumidor), con un tope máximo de la inflación más un 0,5%. En la siguiente tabla podrás ver la evolución de  la cuantía mínima de las pensiones desde 2011 hasta hoy.

Hoy (2018) podrá jubilarse con el 100% de la pensión a los 65 quien haya cotizado 36 años y medio. Con 65 años y 6 meses quienes hayan cotizado menos de ese periodo. Para calcular su cuantía contarán los últimos 21 años cotizados. Esta cuantía variará entre la mínima de 606,6€/mes hasta una máxima de 2.580,13 € mensuales. Pero, ¿qué pasará en 2019?

Las pensiones del futuro (2019). Factor de sostenibilidad

La cuantía de las pensiones futuras, a partir de 2019, dependerá del factor de sostenibilidad. Esta medida se justifica con el fin de combatir dos amenazas hacia la estabilidad de las arcas de la Seguridad Social: elevados índices de desempleo (16,55% en el cuarto trimestre de 2017 según el Instituto Nacional de Estadística); y el aumento de la esperanza de vida en España (lo que también se llama tendencia al envejecimiento), que en datos de 2015 se sitúa en 83 años.

reforma pensiones

¿Cómo funciona el factor de sostenibilidad?

A partir de 2019 al calcular la cuantía de la pensión, se tendrán en cuenta los años cotizados, la suma cotizada de los últimos 22 años (hasta los 25 en 2022) y la edad. Pero además, se valorará la esperanza de vida de la persona en dicho momento. A esto se le llama “factor de equidad intergeneracional” (FEI), y se revisará cada 5 años.

De este modo, una persona de 65 años y 8 meses (edad de jubilación en 2019 para quienes hayan cotizado menos de 36 años y 9 meses) tendrá en 2019 una esperanza de vida de 16 años y 2 meses  –si tenemos en cuenta la esperanza de vida de 2015–. En 2019 se tomará como referencia el último lustro con datos (2013-2017). ¿Y qué hacemos con estos datos? Se reparte la cuantía de jubilación entre los años de esperanza de vida. Unx jubiladx pasa a cobrar una misma cuantía pero repartida en más años, lo que rebajará la cuota mensual conforme aumenta la esperanza de vida.

Se prevé que en 2019 la cuantía de la pensión baje ya un tanto por ciento, tras años de incremento. Y mucho más si atendemos a los avisos de la Organización Mundial de la Salud (OMS)–según un estudio que realizó junto con el Imperial College London  y las Universidades de Northumbria (Gran Bretaña) y Washington (Estados Unidos)—que sitúan la esperanza de vida de los países desarrollados cerca de los 90 años en 2030.

Y además de la esperanza de vida, el factor de sostenibilidad implica una revalorización anual que engarza las pensiones con la salud económica de la Seguridad Social. Es decir, que si los ingresos al sistema aumentan, subirán las pensiones, si no, no.

Así es como serán las pensiones.

consultas-legales

calcula pensionpensión jubilaciónpensionesreforma pensiones

tugesto • 26 febrero, 2018


Post Anterior

Siguiente Post

Deja un comentario

Tu Email no será visible / Los campos requeridos están marcados con *