Con

#gestiona #ahorra #simplifica

Somos tugesto, un equipo de profesionales especializados en diferentes áreas: jurídica, laboral, fiscal, ingeniería informática y nuevas tecnologías. Estés donde estés y desde cualquier dispositivo… Para ti, tugesto

como-poner-precio-producto-servicio
1

Cómo ponerle precio a tu producto o servicio

La primera duda que te ronda la cabeza cuando finalmente has decidido iniciar algún tipo de actividad empresarial, además de haber buscado una idea buenísima que te permita emprender sin financiación, es saber qué precio puedes poner a tus productos o servicios.  Y, lo cierto, es que es un detalle muy importante. La mayoría de las veces nos da miedo poner un valor alto, ya que nos sentimos inseguros y no somos capaces de valorar nuestro producto/servicio y podemos caer en el error de regalar nuestro trabajo o nuestro tiempo con cosas increíbles.

No te preocupes, te vamos ayudar a que encuentres un punto intermedio, para eso, tienes que fijarte en varios factores, por ejemplo, no es lo mismo que vayas a vender un producto estándar como puede ser una lámpara o que seas tú la persona que realice la lámpara de manera artesanal. En el primer caso, siempre puedes fijarte en la competencia de ese sector concreto.

Hay dos formas de poner precios:

Por un lado, en función de los costes que te supone tu actividad; materias primas, gastos de gasolina, si necesitas comprar alguna herramienta especial…o en función del valor que pueda tener o llegar a tener ese producto o servicio.

Precio según costes:

La idea es que origines el producto y pongas un precio que te permita obtener algún beneficio, para ello tienes que tener en cuenta los gastos de la empresa:

  1. Suma los costes de materiales y transporte, si los hay. Piensa que quizá te dediques a llevar la comunicación de una empresa o seas fotógrafo, en ese caso, cuenta tus desplazamientos o pon precio a tu tiempo, formación, conocimientos…
  2. Calcula los gastos fijos. Suma todos los costes que te supone haber creado tu propio negocio, quizá una página web, factura del móvil, muchos de los gastos pueden coincidir aunque no tengas un negocio físico y vayas más por la vertiente artística. Así, divides esos gastos por el número de productos o los clientes a los que vendes al mes. En el caso de un fotógrafo, por ejemplo, marca un precio por hora.
  3. Añade los gastos variables. Los gastos variables son, por ejemplo, campañas de marketing, formación, cualquier gasto no eventual. Este valor debes sumarlo junto con el resto de gastos anteriores.
  4. Asimismo, añade tu margen de beneficio. Al coste total que has calculado añádele un 30% de beneficio, suele ser un porcentaje estándar y así ya podrás hacerte una idea de lo que deberías pedir por tu producto estrella o tus servicios.

Precio según el valor:

Este apartado es mucho más complejo ya que entran muchos factores y los clientes pueden tener opiniones muy subjetivas de los que vendes u ofreces. Pasa con las marcas más conocidas, hay personas que estamos dispuestas a pagar una barbaridad por una camiseta de nuestro equipo de fútbol preferido cuando podemos encontrar camisetas por 5 euros.

Aquí se trata de analizar qué valor puedes aportar tú como empresario, la diferencia que puedas llegar a generar.

Aún así, siempre puedes testear con unos precios y subirlos o bajarlos en función de como respondan los clientes, buscar a la competencia para sacar tus propias conclusiones y aplicar también la política de costes anterior para, al menos, no trabajar gratis, en el sentido de que pierdas más dinero que beneficio tengas.  Lo más importante es que seas capaz de generar valor, que te lo creas y no te de miedo pedir un precio alto si tu esfuerzo lo vale.

Seguro que te hemos subido el ánimo y ya vas a saber qué precios pedir para levantar tu propio negocio. Atrévete y pon en marcha todas estas pautas. Si te hemos ayudado y quieres contarnos tu historia sobre emprendedurismo estaremos encantados de escucharte.

éxito empresarialgestión de mi negocioponer precio

tugesto • 17 julio, 2015


Post Anterior

Siguiente Post

Comentarios

  1. 10 Consejos para elegir el nombre de tu empresa

Deja un comentario

Tu Email no será visible / Los campos requeridos están marcados con *