Contacta
Con

#gestiona #ahorra #simplifica

Somos tugesto, un equipo de profesionales especializados en diferentes áreas: jurídica, laboral, fiscal, ingeniería informática y nuevas tecnologías. Estés donde estés y desde cualquier dispositivo… Para ti, tugesto

desenmascara al impostor de tu empresa

¿Trabajas con un impostor? Desenmascárale

La fuerza del capital humano y el equipo de trabajo de una empresa es de los intangibles más importantes del mundo laboral. Conseguir una buena sinergia empresarial, donde todos los trabajadores aúnan sus esfuerzos en alcanzar la visión de la compañía, junto a una buena comunicación interna es una de las claves del éxito del negocio.

Bajo este prisma, es necesario que tanto el empresario como las personas que forman parte de la organización, sea del tamaño que sea, sean capaces de detectar a aquellos impostores que intentarán arruinar y destruir el camino construido con el trabajo, la constancia y la ilusión del resto de la plantilla.

En esta publicación vamos a analizar el perfil de estos estafadores empresariales.

¿Cómo son?

Estos personajes son personas narcisistas que pretenden cambiar la empresa a razón de sus propios intereses profesionales e, incluso, personales. Estos comportamientos pueden, por tanto, incidir en la eficiencia del grupo de trabajo y desestabilizarlo.

Generalmente, suelen ser autoritarios y utilizan a los demás para alcanzar sus objetivos ignorando las necesidades de los demás y a los que nunca prestan su apoyo de una manera altruista. Por si fuera poco, dividen a los grupos en los que están pero apenas participan o hacen comentarios en público, ya que prefieren hacerlo de manera individual, con unos y otros.

Detéctalos en el proceso de selección

El primer paso para evitar tener problemas con estos impostores en el futuro es detectarlos en el proceso de selección de personal. Hay que tener en cuenta que evitan la intimidad y profundizar en las conversaciones aunque son personas muy ambiciosas que alardean de sus triunfos y logros.

En este sentido, son individuos vanidosos, yoístas y egocéntricos en lo material y que raramente hablan de qué sienten o cómo están.

¿Es mi compañero un estafador?

Si, por el contrario, sospechas que trabajas junto a un farsante que se esconde bajo el traje de compañero recuerda que estas personas son expertas en colgarse medallas ajenas poniendo, en ocasiones, en peligro tu puesto de trabajo.

Son como lobos astutos que hacen de la hipocresía, el disimulo y las buenas formas el mejor corto de ficción jamás escrito. Por este motivo, es conveniente leer entre líneas para poder identificarlos antes de que sea demasiado tarde para ti y para tu empresa.

Contraatacar, el mejor arma

¿Cómo puedo dejar fuera de juego al impostor? Simplemente, dale de su propia medicina utilizando la misma dialéctica que él emplea en su contra. Escúchale, pregúntale y parafraséale para descubrirlo por lo que es, no por lo que hace. De hecho, se muestran seguros cuando hablan de lo que han hecho pero se muestran inseguros si se les pide que aporten alguna opinión o idea.

En la actualidad, son cada vez más las empresas que demandan este tipo de información para poder detectar estos falsos comportamientos en sus profesionales.

Si estás en una situación similar a la descrita y el entorno laboral es insoportable, ponte en contacto con nuestro despacho de abogados donde estudiaremos el caso y te asesoraremos de las diferentes medidas legales que tomar con las que ayudarte a ti y a tu negocio a recuperar la estabilidad empresarial.

Infórmate sin compromiso.

asesoría jurídicaconsejos de un abogadodespacho de abogados

tugesto • 2 marzo, 2015


Post Anterior

Siguiente Post

Deja un comentario

Tu Email no será visible / Los campos requeridos están marcados con *