Cómo superar una inspección de trabajo con éxito

Tiempo de lectura: 2 minutos
inspeccion-trabajo

Los empresarios tiemblan cuando escuchan la palabra inspección laboral, pero no hay motivos para tener miedo. En general, la inspección suele ser un procedimiento usual que trata de regular las buenas prácticas entre empresarios y empleados.La inspección de trabajo es más habitual de lo que pensamos y no tiene por qué venir motivada por una denuncia, sólo en 2013 se realizaron un total de 344.046 visitas. Lo primero que debemos saber es que no es necesario un preaviso, así que tenemos que estar preparados ya que cualquier negocio que tenga personal contratado puede ser objeto de un reconocimiento.

La mayoría de las veces nos surgen dudas ante posibles sanciones porque no conocemos cuál va a ser el modus operandi del inspector o subinspector de empleo. No te preocupes, aquí te contamos los pasos a seguir para salir airoso de una visita inesperada.

1. En primer lugar, muéstrate colaborativo y dispuesto a facilitar la visita al inspector o sus acompañantes. Nunca te niegues a su entrada en las instalaciones aunque no te haya llegado un preaviso de inspección. Además, permite que el inspector pueda reclamarte documentación, acompáñale en su recorrido por la empresa o deja que haga las mediciones oportunas o tome cualquier tipo de muestra.

2. El segundo paso es hacerle entrega de toda la documentación que crea conveniente, puede solicitar desde el libro de visitas, hasta el resumen de horas extraordinarias. Otros documentos que te puede reclamar son los recibos de salarios, los partes de alta y baja de los trabajadores, los justificantes que se están pagando a la seguridad social, el documento acreditativo del IAE… Lo mejor para no llevarte sorpresas es estar al día en la gestión de tu empresa.

3. Aunque pueda parecerte extraño el inspector puede hacer casi cualquier cosa. Así que no te asustes si te reclama las claves de acceso a ordenadores o realiza fotografías y vídeos, es su obligación analizar toda la actividad de la empresa.

4. Lo más importante es utilizar el sentido común:

– Se considera falta leve el retraso en el cumplimiento de las obligaciones de comunicación, información o comparecencia y también el no disponer del libro de visitas en el centro de trabajo.

– Las faltas graves se dan en los siguientes casos: impedir la entrada o permanencia del inspector, negarse a la identificación con el DNI, tanto el empresario como el personal trabajador o el uso de violencia, coacción o amenaza contra el/los responsables de la inspección.

5. Por último, debes estar al día con el cumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

Si después de este repaso te surgen dudas sobre si estás al corriente o no en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales o no tienes claro si tu documentación está en regla, no dudes en ponerte en contacto con el despacho de abogados. Nuestro equipo te ayudará a dormir tranquilo y asegurarte el éxito en caso de una Inspección de trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Quieres pasar de la teoría a la práctica?

Descubre una manera inteligente de gestionar tu negocio.

Encuentra más posts sobre estas temáticas

Recursos, guías y descuentos

Únete al Club de más de 7.000 gestioners

Suscríbete y forma parte del CLUB DE EMPRENDEDORES

Artículos, guías, recursos y consejos de expertos.

Promociones, publicidad e información de todos los servicios relacionados con tu emprendimiento.

¡No te lo pierdas!

Posts relacionados

Recursos, guías y descuentos

Únete al Club de más de 7.000 gestioners

Suscríbete y forma parte del CLUB DE EMPRENDEDORES

Artículos, guías, recursos y consejos de expertos.

Promociones, publicidad e información de todos los servicios relacionados con tu emprendimiento.