LA VIDA NO ES PERFECTA.
¡Las nóminas de tus trabajadores sí! ¿Quieres descubrirlo?
Blog de tugesto

Requisitos para ser asesor inmobiliario: guía paso a paso

Laboral

Tabla de contenidos

Alquilar, comprar o vender una casa no siempre es sencillo, ya que la oferta es amplia y variada. Observamos cómo cada vez es más complicado encontrar un precio adecuado, bien sea como comprador o vendedor. Debido a ello, necesitamos de una figura y una empresa que nos asesore acerca de todos los tipos y precios, cuál es la mejor opción y en qué características debemos fijarnos para llevar a cabo cada procedimiento. De aquí la importancia en conocer los requisitos para ser asesor inmobiliario y el papel de esta figura.

Un asesor inmobiliario es un experto independiente que se encarga de ofrecer servicios de asesoramiento, gestión, así como mediación inmobiliaria en cuanto a compraventa, alquiler, permuta o cesión de los inmuebles a clientes interesados.

El sector inmobiliario es bastante sensible, puesto que las personas que forman parte de ello, manejan documentación personal e íntima, por lo que no solo se recomienda tener una visión comercial amplia, sino también saber trabajar con la psicología de las personas, ser proactivo y tener capacidad de negociar tanto precios como condiciones.

¿Qué diferencias existen entre asesor inmobiliario y agente inmobiliario?

A la hora de hablar de asesoramiento inmobiliario, nos referimos al hecho de asesorar a los clientes de un determinado negocio. Dentro de este proceso, la figura del asesor inmobiliario es esencial y dista bastante de la del agente inmobiliario. 

En el caso del asesor, nos referimos a la persona que se encarga de asesorar acerca de la compra o venta de las propiedades, aunque hay algunas veces que también se encarga de la ayuda en la compra y venta. Por su parte, a la hora de ejercer como agente inmobiliario en España, encontramos cómo únicamente ayuda a los clientes en la compra y venta de inmuebles. Además del espíritu comercial, ha de tener don de gente y estar en contacto con ellos.

Centrándonos en el asesor inmobiliario, encontramos dos posibilidades. Por un lado, un asesor que trabaja por su cuenta con todo lo que conlleva o bien, quien se asocia con una marca comercial.

En caso de que sea independiente, tendrá que realizar en solitario todo y tener otros conocimientos más específicos. Es decir, crear un plan de negocio, un plan de marketing inmobiliarios, abrir su propia web, promocionar su marca, saber de tasaciones inmobiliarias, prospección de mercados y un sinfín de acciones más. 

Entre ellas, hablamos de técnicas de venta, técnicas de publicidad, finanzas, banca, derecho o cambios y tendencias del mercado. En cambio, si forma parte de una marca que tiene gran trayectoria, algunos de dichos aspectos ya estarán realizados, por lo que será más sencillo.

4 requisitos necesarios para ser asesor inmobiliario

Para ejercer como asesor inmobiliario, no es suficiente con tener vocación de ello. Si bien no es un requisito indispensable estudiar para dedicarse a ello, sí que resulta útil tener conocimientos de marketing, ventas, contabilidad, derecho y banca. Asimismo, será necesario tener los siguientes requisitos.

Vehículo propio

Lo más idóneo y usual es que se disponga de un coche, puesto que existen operaciones que se realizarán en las afueras de la capital y será necesario desplazarse. Asimismo, la imagen que se proyecta es importante y los clientes observarán a los asesores inmobiliarios más profesionales si disponen de un coche. Por tanto, en este aspecto se unen profesionalidad y optimización de los tiempos.

Ser mayor de 18 años

Para poder trabajar en España como asesor inmobiliario será obligatorio contar con la mayoría de edad.

Dispositivo móvil

Los asesores inmobiliarios son autónomos, por lo que recibirán llamadas y mensajes durante todo el día. Es su herramienta de trabajo para conseguir clientes y gestionar las visitas para enseñar y ver los pisos.

Alta de autónomo

¿Para ser asesor inmobiliario es indispensable ser autónomo? Correcto. Se deberá cursar el alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) y se requerirá de una asesoría como tugesto para tener la seguridad de que se está regularizado correctamente en la actividad como autónomo.

Con todos estos requisitos cumplidos, ya se puede trabajar  en el sector inmobiliario como asesor inmobiliario.

3 riesgos que existen al ser asesor inmobiliario independiente

Como comentábamos anteriormente, existen dos vías posibles para ser asesor inmobiliario y la independiente es una de ellas. Ventajas hay en gran cantidad, pero también tiene su parte contraria. Si optamos por esta opción, las decisiones las tomaremos nosotros, así como los planes y la responsabilidad que todo ello conlleva.

El primer riesgo a destacar es no saber gestionar el trabajo. Es decir, para emprender hacia esta aventura se necesita de dotes comerciales, disponer de una cartera de clientes y rodearse de personas que dispongan de una trayectoria considerable que les permita ayudarnos y guiarnos.

El segundo riesgo es no contar con un plan de negocio. Lo mejor en este aspecto es tenerlo todo por escrito. Es conveniente llevar a cabo el cálculo de distintos escenarios para no improvisar y reaccionar con tiempo ante ciertas situaciones que puedan ocurrir.

El tercer riesgo se centra en la no inversión en la promoción. Si decidimos emprender, lo primero que debemos tener claro es que no nos conocen. Por lo tanto, lo más aconsejable es invertir en promoción porque la competencia también optará por ello. Será fundamental tener nociones sobre marketing inmobiliario, redes sociales y agencias de comunicación, por si necesitamos servicios externos por su parte.

¿Es fácil ser asesor inmobiliario?

A pesar de que pueda ser un proceso sencillo, la realidad es que puede no ser un camino de rosas. Asesores inmobiliarios con una dilatada experiencia de casi 20 años, han tenido que paralizar su actividad a causa de las distintas crisis que se han vivido a lo largo de dichos años. “Muchos asesores durante estos períodos abandonaron la profesión para dedicarse a otro trabajo”, nos confirma un asesor inmobiliario en activo desde 2005.

Para ser asesor inmobiliario hay que tener vocación y entender que detrás de cada venta hay un proceso de trabajo y aprendizaje continuo. Esta pasión es la que llevó a este asesor inmobiliario a seguir en su lucha por dedicase a ello.

Además, nos confirma que desde siempre ha sido autónomo. Si bien algunos meses gana muy poco o cero euros por la volatilidad del mercado inmobiliario, la realidad es que se compensa con otros meses donde las operaciones se multiplican.

“Si trabajas con un sueldo más un tanto por cien, para mí es como que quienes ganan dinero son los de la inmobiliaria y el empleado obtiene un sueldo normal. Trabajo por mi cuenta, pero sí que necesito de una inmobiliaria en la que se publiquen las cosas”, declara.

“No soy falso autónomo porque no quiero que me contraten, sería imposible y no dan la posibilidad de estar contratado y ganar lo que factures. Si te tienen que pagar un sueldo, no te pagarán tanta comisión. Al ser autónomo, sí que gestiono otros servicios aparte de los de la inmobiliaria que son míos, por eso soy autónomo”, afirma.

A día de hoy, ha optado por esta opción, pero en sus inicios tuvo la inmobiliaria por su cuenta y le generaba muchos quebraderos de cabeza. Con la lección aprendida, prefiere trabajar como asesor obteniendo menos dinero, pero tener la tranquilidad de que no se encarga de la gestión empresarial.

Por lo que respecta al porcentaje que recibe de cada operación, nos comenta que, al llevar tantos años como asesor inmobiliario, ha podido negociar con la inmobiliaria para conseguir un porcentaje destacable. “Generalmente, se obtiene entre un 25% y un 30%. En mi caso, me llevo el 50% y el 70% de la facturación y no tengo que llegar a un mínimo. El porcentaje dependerá de si el piso es captado por mí o si me ha llegado de un compañero”, declara.

¿Y cuál es el panorama actual? En palabras del asesor inmobiliario, nos cuenta que actualmente, se dice que el sector está afectado, pero la realidad es que no es su caso porque no deja de trabajar. Es conocedor de que su profesión se va a regular y que cada comunidad autónoma lo llevará a cabo de una forma.

“Antes de octubre tengo que hacer un curso de agente inmobiliario de 200 horas. A pesar de que me parece absurdo realizarlo porque cuento con amplia experiencia, estoy de acuerdo”, cuenta.

Ahora que sabemos cuál es la función del asesor inmobiliario, cuál es su situación en el mercado laboral y qué requisitos se deben cumplir, es el momento de analizar si queremos ser asesores inmobiliarios y, sobre todo, si es una profesión que se ajusta a nuestra personalidad y vocación.

Encuentra más posts sobre estas temáticas
Recursos, guías y descuentos
Únete al Club de más de 8.000 gestioners

Suscríbete y forma parte del CLUB DE EMPRENDEDORES

Artículos, guías, recursos y consejos de expertos.

Promociones, publicidad e información de todos los servicios relacionados con tu emprendimiento.

Descarga gratis la plantilla para hacer una nómina

Descarga gratis

la plantilla para hacer

una nómina

Descarga gratis la plantilla para hacer una nómina

Descarga gratis

la plantilla para hacer

de cuadrante de trabajo

Descarga gratis la plantilla de cuadrante de trabajo

Descarga gratis la plantilla de cuadrante de trabajo

¿Quieres saber más?

Tenemos una propuesta para ti. Elimina y simplifica procesos tediosos con el software de nóminas y RRHH de tugesto. ¿Buscas una herramienta que te agilice las tareas administrativas?

Saber más
¡No te lo pierdas!
Posts relacionados
Recursos, guías y descuentos

Únete al Club de más de 8.000 gestioners

Suscríbete y forma parte del CLUB DE EMPRENDEDORES

Artículos, guías, recursos y consejos de expertos.

Promociones, publicidad e información de todos los servicios relacionados con tu emprendimiento.