Micromanaging, en qué consiste y por qué debes evitarlo

Tiempo de lectura: 4 minutos
Qué es el Micromanaging y por qué hemos de evitarlo

¿Tienes un cargo de responsabilidad y eres una persona extremadamente detallista? ¿Pones demasiado empeño en controlar y supervisar que todo esté funcionando lo mejor posible? Desde luego, si eres así, significa que eres alguien que le gusta que las cosas salgan bien. Pero, ¿qué ocurriría si te enterases de que esta actitud hacia tus empleados puede provocar que baje su productividad?

Si sospechas que éste puede ser tu caso, debes conocer el micromanagement. Así que te interesa leer este post, ya que vamos a hablarte de esta conducta, cómo detectarla, cómo evitarla y cómo corregirla. 

Micromanaging: en qué consiste

El micromanagement (o microgestión) se trata de un modelo de gestión de personal muy negativo. En éste, un cargo responsable lleva a cabo una rígida supervisión de las labores asignadas a los trabajadores, llegando hasta el punto de incluso abandonar tareas más relevantes para la compañía. 

Sí, atender a los detalles puede ser algo beneficioso para la organización, siempre que no se sobrepasen ciertos límites. Un excesivo control de las acciones de tus compañeros puede disminuir su libertad, creatividad y rendimiento.

Inconvenientes del micromanagement

Sin embargo, ¿por qué esta práctica puede resultar tan negativa para un negocio? Hay varias razones por las que llegar a esta conclusión, pero te resumimos cuáles son los 5 inconvenientes principales que supone la microgestión:

Pérdida del foco

En primer lugar, el micromanaging es perjudicial para la empresa porque se da una pérdida de visión del proyecto en su totalidad, olvidando estudiar la productividad y el desarrollo del negocio.

Desconfianza e inseguridad

También lo es porque produce entre los empleados la sensación de que su superior no confía en su trabajo o capacidades. Lo que puede provocar, por un lado, falta de comunicación y desconfianza entre éste y ellos y, por otro, que los trabajadores sientan inseguridad en ellos mismos con tareas ya conocidas.

Pérdida de talento

Asimismo, los micromanagers pueden impedir la promoción interna de muchos empleados, frustrando sus aspiraciones de ascender a causa de sus negativas evaluaciones. Esto no sólo supone un problema para ellos, también lo es para la propia empresa, ya que se estaría desaprovechando el talento que éstos podrían demostrar en puestos superiores.

Mal ambiente laboral

La degeneración del clima laboral es otra de las consecuencias negativas de la microgestión, y es que, si las personas se sienten continuamente vigiladas, acabará creándose tensión entre ellas. Lo que puede dar lugar a discusiones que degraden el ambiente de trabajo.

Alta rotación de empleados

Y, por supuesto, la combinación de estos indeseables elementos puede generar que muchos empleados acaben dejando la empresa al no satisfacer sus metas y necesidades profesionales. 

Algo que no sólo acarrea un problema en sí mismo, sino que también tiene consecuencias que pueden trastornar el funcionamiento de la empresa. Como, por ejemplo, tener que realizar procesos de selección con demasiada asiduidad.

Cómo detectar el micromanaging

¿Cómo puedes saber si eres un micromanager? Bien, te dejamos a continuación los rasgos más comunes que éstos suelen poseer:

  • Los resultados nunca les satisfacen.
  • Se frustran cuando un empleado acomete una tarea de forma distinta a la que ellos hubieran empleado. 
  • Se concentran demasiado en los detalles.
  • Se sienten orgullosos o se enfurecen cuando deben hacer correcciones. 
  • Necesitan saber constantemente dónde se encuentran los trabajadores y en qué están trabajando exactamente.
  • Piden continuamente actualizaciones del progreso de las tareas, sin pensar en los compañeros.
  • Desean estar en copia en todos los emails.
  • Son incapaces de delegar responsabilidades.
  • No son capaces de reconocer el talento o el buen desempeño de los empleados.
  • No valoran las opiniones de los trabajadores.
  • No confían en los nuevos empleados.
  • Suelen mostrarse de mal humor por aspectos, en principio, menores.

Cómo evitar el micromanagement

Ahora que has visto las consecuencias del micromanaging, seguramente te preguntes cómo puedes prevenirlo o solucionarlo. Éstas son algunas posibles conductas que puedes aplicar para ello:

  • Aprende a confiar en los trabajadores
  • Comienza a delegar responsabilidades
  • Fíjate en las fortalezas de los empleados
  • Recompensa su buen desempeño

Prevén el micromanaging con la tecnología

La verdad es que hoy en día es mucho más fácil evitar el micromanagement que antes. Y es que la tecnología puede echarte un cable para mejorar tu supervisión interna.

Con un software de Recursos Humanos adecuado podrás supervisar tu organización de manera más ágil, ya que en estas plataformas todo quedará anotado correctamente, evitando el error humano. 

Tampoco perderás tanto tiempo con tareas irrelevantes, ya que con esta aplicación podrás automatizar todos los procesos administrativos: desde la creación de nóminas hasta la gestión de altas y bajas.

Tus empleados trabajarán de forma eficiente, sin tener que estar permanentemente vigilándolos, sin tener que perder tiempo de tareas importantes y sin tener que saturarlos.

Por ejemplo, en el software de tugesto dispondrás de un sistema digital de ausencias que puede ofrecerte un claro, útil y sencillo registro del absentismo laboral o las ausencias. Así no tendrás que pedirles explicaciones a cada rato.

También contamos con la opción de registro horario o de geolocalización en tiempo real, que nos hacen destacar en comparación a otros programas de gestión RRHH. Con estas funciones, el empresario es capaz de visualizar la ubicación de los trabajadores en directo y comparar las horas trabajadas con el horario teórico, quedándose tranquilo.

Esta plataforma no sólo supone una ventaja para la persona al mando, también lo es para los empleados. Esto es así porque, con ella, podrán ser más independientes y autogestionarse más libremente.

A través de su perfil, podrán descargar sus nóminas, tener un mejor acceso a su documentación, pedir sus vacaciones, poseer una opción de mensajería y notificaciones, tener comunicación directa con el departamento de RRHH, etc.

Por estos motivos, entre muchos otros, que te invitamos a descubrir la herramienta laboral de tugesto para hacer frente al micromanaging en tu empresa.
Como has podido comprobar, el micromanagement puede suponer un riesgo tanto para la empresa como para ti y los trabajadores. Ahora, ya sabes cómo detectar esta actitud y cómo hacerle frente. Esperamos haberte sido de ayuda, pero si aún así sigues teniendo dudas sobre cómo solucionar esta clase de problema, no dudes en contactar con tugesto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Quieres pasar de la teoría a la práctica?

Descubre una manera inteligente de gestionar tu negocio.

Encuentra más posts sobre estas temáticas

Recursos, guías y descuentos

Únete al Club de más de 7.000 gestioners

Suscríbete y forma parte del CLUB DE EMPRENDEDORES

Artículos, guías, recursos y consejos de expertos.

Promociones, publicidad e información de todos los servicios relacionados con tu emprendimiento.

¡No te lo pierdas!

Posts relacionados

Recursos, guías y descuentos

Únete al Club de más de 7.000 gestioners

Suscríbete y forma parte del CLUB DE EMPRENDEDORES

Artículos, guías, recursos y consejos de expertos.

Promociones, publicidad e información de todos los servicios relacionados con tu emprendimiento.