Con

#gestiona #ahorra #simplifica

Somos tugesto, un equipo de profesionales especializados en diferentes áreas: jurídica, laboral, fiscal, ingeniería informática y nuevas tecnologías. Estés donde estés y desde cualquier dispositivo… Para ti, tugesto

ciberdelitos
2

Los delitos más frecuentes en Internet

Desde tugesto, como asesoría jurídica, somos conscientes de que, desde que se popularizara Internet, el derecho a la libertad de expresión se ha formalizado más que nunca en la historia de la humanidad. La red es una herramienta a través de la que los usuarios pueden opinar con gran libertad y de una manera fácil y sencilla, mediante la publicación de contenidos en páginas web, fotos, fotografías o correo electrónico, entre un largo etcétera.

Sin embargo, esta libertad unida al anonimato asociado al uso de Internet ha contribuido a que se lleven a cabo conductas delictivas hacia otras personas. Asimismo, los tipos de delitos informáticos han cambiado y evolucionado de forma paralela al avance de la sociedad. Las infracciones más comunes hace una década ahora no lo son y los delitos populares de hoy en día, probablemente, no existían entonces.

El equipo de abogados de tugesto confirma que los delitos informáticos que más se dan en la actualidad son las calumnias e injurias por Internet, el phishing y, más recientemente, el wi-phishing.

1. Injurias y calumnias

El Código Penal Español de 1995, en su artículo 205, define el delito de calumnia como la imputación de un delito hecha con conocimiento de su falsedad o temerario desprecio hacia la verdad, mientras que injuria es la acción o expresión que lesionan la dignidad de otra persona, menoscabando su fama o atentando contra su propia estimación.

La revelación de secretos o las injurias graves son delito, aunque se cometan a distancia a través de las redes sociales o la mensajería instantánea, escudándose en el supuesto anonimato de la red como, por ejemplo, revelar secretos de otros, ciberacosar, difundir rumores que injurian o atentan contra el honor de las personas, imputar delitos no cometidos (calumnias), entrometerse en la intimidad desvelando aspectos privados -sean ciertos o no- o dañar intencionadamente la imagen de otros.

2. Phishing

El phishing o suplantación de identidad es el término con el que se denomina un tipo de delito informático que se comete mediante el uso de un tipo de ingeniería social caracterizado por intentar adquirir información confidencial de forma fraudulenta.

El ciberdelincuente -phisher- se hace pasar por una persona o empresa de confianza en una aparente comunicación oficial electrónica, por lo común un correo electrónico, o algún sistema de mensajería instantánea o incluso utilizando también llamadas telefónicas.

Este delito es el que más ha crecido en los últimos años como consecuencia del perfeccionamiento de los métodos de actuación de estos estafadores que han mejorado notablemente la simulación de las webs de las entidades bancarias, los mensajes remitidos a las víctimas para captar sus claves bancarias, así como el uso de los dispositivos móviles para su comisión, logrando incluso modificar el número de teléfono móvil asociado a la cuenta bancaria para recibir las autorizaciones de transferencias.

3. Wi-phishing

El delito más reciente por Internet: el wi-phishing es una variante del phishing donde los ciberdelincuentes aprovechan los espacios gratuitos que ofrecen conexión wifi gratuita como, por ejemplo, cafeterías, bibliotecas, centros comerciales o aeropuertos, para montar su propia red y robar los datos personales y contraseñas de los usuarios que se conecten.

¿Qué debo hacer si me encuentro en alguna de estas situaciones?

Lo primero que debes hacer es recopilar toda la información posible: capturas de pantalla, fotografías de las amenazas o insultos. Además, lo más aconsejable es levantar acta notarial de los contenidos, ya que estas pruebas servirán para fundamentar los hechos ante un tribunal y también facilitará la identificación del autor o autores.

Además, la Guardia Civil ya cuenta con una herramienta que permite inmortalizar desde un insulto o amenaza en redes sociales a un fraude, timo o estafa a pesar de que el contenido haya sido manipulado o borrado de la red.

Desde el portal del Grupo de Delitos Telemáticos y a través de los apartados ‘Quiero informar’ o ‘Quiero denunciar’, tan sólo deberás rellenar un formulario y adjuntar la dirección web (URL) de esa página que aloja, según tus sospechas, algún contenido delictivo.

Esperamos que te haya ayudado esta información. Si tienes alguna duda o quieres que te ayudemos a proceder cualquiera que sea la situación en la que te encuentres, ponte en contacto con tugesto.

Denuncia y haz frente a los ciberdelitos.

consejos de un abogadodelitos informáticosinjurias y calumniasphishing

tugesto • 11 marzo, 2015


Post Anterior

Siguiente Post

Comentarios

  1. Uso fraudulento de la tarjeta de crédito
  2. Uso fraudulento de la tarjeta de crédito | Blog de tugesto

Deja un comentario

Tu Email no será visible / Los campos requeridos están marcados con *