Con

#gestiona #ahorra #simplifica

Somos tugesto, un equipo de profesionales especializados en diferentes áreas: jurídica, laboral, fiscal, ingeniería informática y nuevas tecnologías. Estés donde estés y desde cualquier dispositivo… Para ti, tugesto

ley de segunda oportunidad para autónomos

La Ley de Segunda Oportunidad, el respiro del autónomo

Emprender no siempre es fácil. De hecho, requiere horas y más horas de dedicación y sacrificio que son paliadas por la ilusión y las ganas de ver cómo tu negocio ve la luz.

Por suerte, en España hay, cada vez más, nuevos emprendedores que, agobiados y desesperados por la actual situación de crisis económica que atravesamos, deciden lanzarse al vacío y crear su propia empresa.

Como todos sabemos, las primeras veces no son fáciles y el desconocimiento unido a la inexperiencia y la mala suerte pueden acabar colgando el cartel de cerrado en la puerta del negocio.

En nuestro país, por desgracia, el fracaso es un estigma socialmente asentado desde hace décadas y, posiblemente, uno de los principales motivos por los que la sociedad tiene miedo a emprender donde la etiqueta de fracasado pesa mucho más que los pequeños logros que se hayan podido alcanzar.

Pero, querid@ autónom@, estás de suerte porque la Ley de Segunda Oportunidad se prevé que esté vigente en el próximo mes de abril.

Desde hace unos años, este modelo de segunda oportunidad existe en otros países europeos como, por ejemplo, Francia teniendo resultados positivos.

La Ley de Segunda Oportunidad es, en definitiva, un plan de choque que pretende ser una bocanada de aire fresco para los autónomos que no hayan triunfado en su primer negocio pudiendo emprender un nuevo proyecto.

El objetivo primordial de la Ley de Segunda Oportunidad para autónomos es el de ayudar a los emprendedores a poner fin a los sobreendeudamientos y, también, enseñar a la sociedad a entender el fracaso no como un lastre sino como un aprendizaje positivo.

La principal ventaja de esta medida es que los emprendedores podrán ser absueltos de manera total o parcial de las deudas contraídas con Hacienda, la Seguridad Social (SS) o las entidades financieras siempre y cuando el autónomo que se acoja a este “rescate” justifique que la crisis de su empresa no se ha producido por razones fraudulentas.

Estas moratorias, por tanto, son puntos fundamentales de la Ley de Segunda Oportunidad, ya que está comprobado que las deudas contraídas con el Estado mediante la Agencia Tributaria y la SS son las que más asfixian a los empresarios.

Todavía quedan muchos puntos por determinar de esta ley que iremos desgranando a medida que se actualicen los borradores e informaciones durante los próximos meses.

Esta Ley de Segunda Oportunidad para autónomos es una buenísima noticia para los autónomos y emprendedores que estáis atravesando dificultades en vuestros negocios. Porque, en palabras de Paulo Coelho, al final todo sale bien y si no sale bien no es el final.

Artículos relacionados:
Autónomos y pymes: Se prorroga la tarifa plana para la contratación de trabajadores
Autónomos y pymes: obligaciones fiscales de enero (parte 1)
Autónomos y pymes: obligaciones fiscales de enero (parte 2)

autónomosemprendedoresLey Segunda Oportunidad

tugesto • 12 enero, 2015


Post Anterior

Siguiente Post

Deja un comentario

Tu Email no será visible / Los campos requeridos están marcados con *