Con

#gestiona #ahorra #simplifica

Somos tugesto, un equipo de profesionales especializados en diferentes áreas: jurídica, laboral, fiscal, ingeniería informática y nuevas tecnologías. Estés donde estés y desde cualquier dispositivo… Para ti, tugesto

Conoces el swapping Alternativa a la compra-venta de vivienda

¿Conoces el swapping? Alternativa a la compra-venta de vivienda

A lo largo de los últimos años, el mercado inmobiliario se ha ralentizado a causa de la crisis económica. En este contexto, se ha hecho necesario barajar diferentes opciones con las que poder vender la actual vivienda y comprar otra que se ajuste a las necesidades actuales del cliente de forma rápida, eficaz y segura, dicen nuestros asesores jurídicos.

Normalmente, cualquier novedad o moda que se gesta en Europa o más allá de las fronteras continentales llega con cierto “retraso” a nuestro país como es el caso del swapping, un término que nos puede parecer lejano pero que lleva practicándose, con gran nivel de aceptación, en los países del norte de Europa desde hace bastantes años.

Pero, ¿qué es el swapping?

El swapping o permuta de vivienda es una alternativa a la compra-venta tradicional que consiste en el intercambio de viviendas entre dos particulares. En este cambio, totalmente regulado por ley, ambas partes contactan de forma directa para pactar las condiciones que regirán el canje de casas de forma definitiva.

¿Con quién puedo permutar mi vivienda?

Únicamente podrán permutar la vivienda aquellas personas que sean legalmente y a todos los efectos propietarios de la misma.

¿Por qué hacer swapping?

El swapping es una buena práctica para aquellas personas que tienen nuevas necesidades de vivienda y, por tanto, necesitan vender para comprar una nueva casa que se ajuste a sus nuevas circunstancias. La permuta de la vivienda es una buena opción para encontrar una nueva casa en tiempo récord y con el menor coste posible.

¿Cómo funciona la permuta de vivienda?

1.- Antes de hacer efectivo el swapping, todos los propietarios implicados se conocen y visitan la que puede ser su próxima residencia para comprobar personalmente su estado y la conveniencia de la operación.

2.- Es necesario que se demuestre que ambas partes son los propietarios legales de la vivienda mediante la acreditación de la Escritura Pública, así como mostrar las cargas que puedan gravar la finca como, por ejemplo, la hipoteca pendiente, recibos, etcétera.

3.- Contactar con un agente de la propiedad o abogado especializado para que realice y controle las anteriores operaciones para, posteriormente, proceder a la escritura ante Notario y el Registro de la Propiedad.

Es importante que tengas en cuenta que, habitualmente, es inusual que una permuta de vivienda parta de una igualdad exacta entre las dos viviendas que conforman la operación. De hecho, en esta época de crisis es más normal que la permuta pueda partir de la necesidad de uno de los propietarios en intercambiar una vivienda que, bien le queda grande por tamaño, por dificultad de pago de la hipoteca…, mientras que el otro propietario pone en juego una vivienda de menor tamaño o de menor valor. En estos casos, se busca, por tanto, una contraprestación económica que equilibre la operación.

También hay que saber la existencia de otros gastos y tributos implicados en la permuta de inmuebles como es el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, el Impuesto sobre el Incremento de Valor de Bienes de Naturaleza Urbana o la ganancia o pérdida patrimonial en el IRPF, entre otros.

Para ahorrarnos disgustos e imprevistos no deseados, desde tugesto recomendamos que te pongas en contacto con nuestro equipo de abogados y asesores para que te ayuden en todos los trámites y la permuta de la vivienda sea exitosa.

asesoría jurídicaconsejos de un abogadoswapping

tugesto • 9 febrero, 2015


Post Anterior

Siguiente Post

Deja un comentario

Tu Email no será visible / Los campos requeridos están marcados con *